Nos inspiramos en las editoriales de fotografía de moda y retrato para escoger el estilismo de nuestra sesión.

Una sesión de retrato y moda se diferencia de una sesión de fotografía profesional en el estilismo, principalmente. Precisamente, en el estudio todos los retratos se inspiran en las revistas debido a mi trayectoria como fotógrafa de moda. La diferencia entre estas dos sesiones radica en la temática, concretamente en las prendas que escogemos para el estilismo de la sesión.

Una sesión de fotos más personal o de moda tendrá un estilismo más amplio con prendas de noche, más elegantes o de fiesta. Es una sesión de fotos para disfrutar la experiencia y sentirse modelo de revista por un día.

El estilismo puede ser como el look para una noche especial, una fiesta chic o el look para una cena donde la temperatura es perfecta y no te cubres el outfit con un cardigan. Es el momento para sentirte sexy, guapa y es momento de experimentar con diferentes estilos para pasarlo bien con la experiencia. Lo más interesante de una sesión de fotos de moda es el amplio abanico de posibilidades y lo más divertido es verse guapa en el resultado y cómo nos vamos transformando y empoderando durante la experiencia de la sesión. Una sesión es toda una experiencia que toda mujer debería experimentar al menos una vez en su vida, ya que ayuda a subir la autoestima, y a recordarte tu valía y belleza.

Este artículo es la segunda parte de un primer artículo que hablaba del estilismo para una sesión de fotos de moda. Quiero ampliar más posibilidades para que vuele tu imaginación si estás buscando inspiración en qué poner en una sesión de fotos personal. Como siempre, nos inspiramos en las revistas y en la fotografía de moda, belleza y el retrato editorial para ver qué prendas son las más fotogénicas y cuáles son la que mejor quedan en cámara. Y si te vas de compras, sepas qué formas, colores y estilos pueden quedar bien para tu sesión, según tu estilo.

 

Puedes organizar el vestuario de una sesión según formas, texturas, colores y estilos.

 

Escoger tu vestuario según la forma de las prendas:

Prendas con asimetría:

Prendas (vestidos, tops, blusas, o prendas en general) con formas asimétricas dan un toque de estilo glamour a tu look. Busca que la particularidad esté al rededor del cuello, escote, es decir cerca del la cara para que se aprecie mejor si la foto es un retrato de primer plano).

 

Escote y hombros:

En el retrato nos centramos en retratar a la persona y normalmente la cabeza es el objeto por excelencia por lo que todo lo que hay a su alrededor (escote y hombros) se va a ver mucho. Aprovecha para encoger partes de arriba que tengan alguna forma especial que te aporten un toque femenino, romántico y sensual.

 

Vestidos largos con vuelo y movilidad:

Los vestidos largos y con vuelo te permiten un mayor número de poses y hará que puedas transmitir un toque informal y muy personal a un look que es muy elegante.

 

Monos y pantalones anchos:

Los monos y los pantalones anchos tipo palazzo son una alternativa muy elegante si no te apetece llevar vestidos.

 

Escoger tu vestuario según la textura de las prendas:

Encajes:

Nunca subestimes la tela de una prenda. Hasta el algodón puede ser muy fotogénico. Aquí te muestro unas texturas de ejemplo con varios estilos y que enriquecen la imagen porque dan volumen y queda muy elegante. Los detalles como las texturas de tu estilismo son importantes en el acabado de un retrato.

Transparencias:

Los encajes y transparencias en general estilizan la figura de tu cuerpo además de aportarte elegancia si escoges bien el tejido es una tela que nunca pasará de moda. Será parte de un look de fiesta que siempre funciona.

Escoger tu vestuario según el color de las prendas:

Rojo:

Puedes escoger cualquier color, precisamente lo suyo es escoger el que más sueles ponerte cuando te sientes bien y guapa. El rojo es un color fuerte y poderoso que puede elevar tu autoestima y sienta fenomenal si escoges bien el tono de rojo.

Escoger tu vestuario según el estilo de las prendas:

Prendas de fiesta:

Elegir el vestido de fiesta que solo te pondrías en una ocasión especial es una idea estupenda para una sesión de fotos de moda muy glamurosa y divertida. Telas de lentejuelas, vestidos que brillan, volúmenes, plumas y looks de fiesta.

 

Chica de portada (body icon):

Los bodies y todas sus variantes. Luce piernas y escoge alguno que no sea el más básico. Con volumen en los hombros o brazos, con encaje, de tu color favorito, con volantes o de tirantes. Busca el que más te guste, sin miedo a arriesgar. Es el momento de sentirse sexy en una sesión de fotos de moda.

Trajes:

El estilo tom boy siempre será un look atemporal que favorece. Buscaría colores neutros para un estilo más clásico y atemporal y lo acompañaría de un top o sujetador elegante o unos pendientes que le dieran un toque chic.

Blazer vestido:

Sólo para las más atrevidas. El vestido en forma de blazer o similar, para lucir piernas. Es una opción a medio camino entre las opciones anteriores, el body y el traje.

Chaquetas como vestidos:

La gabardina como vestido o el abrigo/chaqueta como complemento de estilo al vestido.

abrigo chaqueta vestuario sesion

Escoger los accesorios que acompañan a tu look:

No olvides de los pequeños detalles que completarán tu look. Collares, pendientes anillos y pulseras. Y recuerda que menos es más. Lo importante es que no te quite el protagonismo porque un retrato personal no debería ser publicidad, sino una fotografía sobre ti.

Estas son distintas formas de pensar en tu estilismo para organizarte mejor en tu búsqueda del estilismo. Lo más importante es que te sientas bien con tus looks porque ha de ser una experiencia divertida y que recordarás toda la vida.

Ponte en contacto con el estudio para conocer toda la información sobre las sesiones de retrato y moda.